D'Onofrio: "No llegamos nunca a pensar de no jugar"



Son horas ajetreadísimas en River. Tanto está pasando y pasará que hasta la derrota a manos de Boca por penales parece haber quedado en un pasado muy lejano. 25 casos positivos de coronavirus hay el club de Núñez, 20 son jugadores y cinco colaboradores o miembros cercanos al cuerpo técnico. Con este escenario, River sólo tiene a disposición diez hombres para salir a jugar ante Santa fe el próximo miércoles. Diez que podrían ser nueve, si finalmente queda descartado Enzo Pérez por lesión.



El presidente del club, Rodolfo D'Onofrio, habló en Radio Mitre. Tomó la palabra horas después que se conociera un comunicado de la institución en la que deja en claro que se presentará a jugar el partido y que pidió a Conmebol la chance de poder sustituir a dos futbolistas de la lista por los arqueros Alan Leonardo Díaz (titular ante Boca) y Agustín Gómez.



“Como responsable del club puedo decir que por más PCR que se haga puede ocurrir que aparezca el virus uno o dos días después. No sabemos si hoy pueden aparecer más casos, porque River hace PCR todo el tiempo", indicó D'Onofrio, que apuntó: "No sabemos cuál es el origen. Han viajado en avión, vuelos de 7 horas a Colombia ida y vuelta. Dicen los expertos que en los aviones no es, pero sí es cierto que allá tuvimos un vestuario muy chiquito".



"Nos preocupa el hoy, además del futuro. Tendremos que cumplir el reglamento. Con hasta 7 jugadores tendremos que ir a jugar, pero nos preocupan mucho el cuerpo técnico y los jugadores, la salud de ellos. Tenemos que cumplir un reglamento, porque cuando uno firma es así", se lamentó el presidente de River.



"Nos veníamos cuidando mucho. Durante 400 y pico de días que tomamos todos los recaudos, pero entró uno y se contagiaron todos. Es tremendo", relató D'onofrio. "Algunos empezaron con fiebre, otros con resfrío y ahí decidimos testear a todos. No hay ninguno que tenga un síntoma de gravedad. El problema está en las consecuencias posteriores. Ya nos pasó a principios del año pasado. El arquero (por Centurión) fue asintomático y pasados los diez días se les hizo un examen del corazón y de pulmón y le apareció una arritmia que lo obligó a tener un reposo de 20, 30 días, para que esa arritmia no se transforme en algo crónico".



"Uno está en un clima dónde ve que hizo todo lo posible para que esto no ocurriera y ocurrió. El virus es tremendo, tremendo. Ahora es sin dudas, como dicen los expertos, algo tremendamente más fuerte de lo que fue el año pasado", reflexionó el presidente de River.



La máxima autoridad Millonario evitó hablar de fallas o errores: "No sé que pudo haber fallado, para mí no hay fallos. Seguimos todo los protocolos de los médicos, de la Conmebol, de la AFA y de la FIFA y hemos cumplido con todo. En mis empresas hago lo mismo ¿y qué pasa en una empresa cuando alguien se contagie? Los que están al lado de él no vienen por cinco días u ocho. Entonces, aquellos jugadores que hoy están bien, no deberían estar para jugar el miércoles, sino aislados. Pero esas son las reglas del fútbol Mundial. Acá no hubo alguien que no cumplió algo, o un asado, nada. Acá el virus entró, cómo puede pasar en cualquier lado. También tenemos que tener en cuenta a la familia de los jugadores, eso también nos preocupa", subrayó.



Más allá de certificar que River jugará ante Santa Fe, para el mandamás del elenco riverplatense no hay dudas: "Desde el punto e vista humano, habría que no jugar. Pero desde del punto del vista de la competencia, hay un reglamento vigente que no nos permite no jugar, y que hay que cumplirlo. Si no lo hacemos el club incumpliría y se expone a grandes sanciones. No nos preocupa lo deportivo, pero sí lo humano. Esto es, sin dudas, muy delicado" y concluyó su punto: "La reglamentación indica sanciones de tipo económica y deportivas muy fuertes, quedaríamos eliminados y sin pode jugar las próximas Copas. River tiene que presentarse porque firmó, pero es insólito jugar en esta situación".



También, admitió el envío de la documentación a Conmebol: "Lo único que puede decir es lo que nosotros hemos hecho, que es elevar a Conmebol el pedido que nos autoricen dos arqueros que sustituyan a alguno de los que hoy están en la lista, para no tener que hacer algo tan ridículo como poner a Casco de arquero", enfatizó.



También se refirió a la continuidad de la Copa de la Liga: "Si veo lo que pasó en River, tenemos que tomar precauciones más altas. River debe haber sido de los que más precauciones tomaron, hemos hisopado hasta más veces de las que nos pedían y llegamos a esto. Lo único que le pudo decir a quienes hoy tienen que seguir jugando es exageren las precauciones. Me preocupan que viajen, yo los haría jugar en Buenos Aires, pero es un tema que escapa a River, es un tema de la AFA y de quien tiene la responsabilidad de ese manejo", expresó.



Por último, evitó responder a Riquelme que había dicho que River no había pateado al arco: "Yo lo dejo a Riquelme que diga lo que quiera y que se quede en sus palabras. No me interesa entrar en ese tipo de discusión" y, como Gallardo, expresó que los árbitros del Superclásicos "se equivocaron, fue una infracción enorme, pero no la vieron evidentemente sino la habrían cobrado", razonó.

350x350.gif
PROFERTIL.jpg
1000x200.gif