Llegaron 600 mil nuevas vacunas



La Argentina suma este lunes 600 mil nuevas vacunas para su plan de inmunización contra el coronavirus.


Esta tarde, a las 16.24, aterrizó en el aeropuerto de Ezeiza el vuelo AR1065 de Aerolíneas Argentinas, proveniente de Moscú, cargado con 400.000 dosis del componente 2 de la vacuna Sputnik V.


El Airbus 330-200, matrícula LV-GIF, había partido en la madrugada del domingo hacia la capital rusa y, tras la carga de las vacunas, emprendió el regreso esta madrugada hacia la Argentina.


Este envío se suma a 200.000 dosis de componente 2 de Sputnik que llegaron la semana pasada en un vuelo de la línea aérea Qatar Airways.


En tanto, para alrededor de las 21 está programado el aterrizaje del vuelo UC1101 de Latam Cargo Colombia, procedente de Miami, que transporta 204.000 dosis de AstraZeneca-Oxford, mientras el próximo miércoles la Argentina recibirá otras 326.400 dosis de este laboratorio.


Esta semana se prevé, además, la llegada de 500 litros del antígeno para la producción en el país de más dosis del componente 2 de la vacuna Sputnik V por parte de Laboratorios Richmond.


La compañía farmacéutica nacional presentará en los próximos días el primer lote de este componente, que ya fue autorizado para su aplicación por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, de la Federación Rusa.


En tanto, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, adelantó que el objetivo de este mes será "duplicar las dosis que ya están aplicadas" y "llegar al 60 por ciento de los mayores de 50 años con dos dosis", y dijo que se está "evaluando" sumar "una dosis de refuerzo "en las personas de riesgo que lo necesiten, los mayores de 60 y los inmunocomprometidos".


"Son 7 millones de dosis que tenemos como objetivo, pero el mínimo de los objetivos es llegar al 60 por ciento de los mayores de 50 años con dos dosis, para lo cual faltan 2,3 millones de personas y es muy posible que lo alcancemos", explicó.

Por otro lado, reafirmó que se está "evaluando" tener "una dosis de refuerzo en las personas de riesgo que lo necesiten, los mayores de 60 y los inmunocomprometidos".


En relación a la necesidad de completar los esquemas y el retraso en la llegada de segundas dosis de Sputnik V, Vizzotti distinguió tres estrategias para acelerar que se completen los esquemas de vacunación: "Que llegue la vacuna de Rusia; que se sigan produciendo en la Argentina; y la intercambiabilidad, empezando siempre por quienes tengan más tiempo transcurrido desde la primera dosis y tengan más de 50 años".


En cuanto a la producción local de Sputnik V en el laboratorio Richmond, Vizzotti señaló que ya hay "producidas 1 millón de dosis con el control de calidad que comenzó a llegar la semana pasada y 2,7 millones de dosis que van a ser liberadas a partir de agosto".


Por ahora, la decisión del instituto ruso Gamaleya es que todas las dosis que se produzcan en el mundo deban pasar por el control de calidad en Rusia.


Sin embargo, Vizzotti adelantó que se está "trabajando con la Anmat para, en un mediano plazo, no tener que mandarlas allá".


"Están haciendo los estudios y los controles de forma paralela y, hasta ahora, son concordantes", celebró.