top of page

Mamá de Fernando: "Me costó horrores ver la forma en la que asesinaron a mi hijo”



Este mediodía, en el inicio de la segunda jornada de alegatos ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores, Graciela Sosa, la madre de Fernando Báez Sosa, aseguró que “nunca” pensó que estaría presenciando el juicio por el asesinato de su hijo. “Solo deseo justicia”, expresó.

Autorizada por la jueza María Claudia Castro, Sosa tomó la palabra algunos minutos antes de que la defensa de los ocho acusados comenzara con su exposición. “Me costó muchísimo estar en este lugar, venir a este pueblo en Dolores. Nunca me atreví a mirar los videos y acá los tuve que ver reiteradas veces, miles de veces. Me costó horrores ver la forma en la que asesinaron a mi hijo”, dijo.


“Nunca pensé que estaría en este lugar. Siempre pensé que algún día mi hijo se recibiría y que estaría viendo cómo él defendía a la gente, pero nunca pensé estar presenciando su asesinato”, sostuvo Graciela al recordar a Fernando, quien era estudiante de la carrera de Derecho.


Parada frente a los jueces del Tribunal, la mujer aseguró sentir una angustia “impresionante” e inolvidable para ella. “Cuando mi hijo levantaba su mano implorando piedad, mientras le seguían dando patada tras patada, tenía esa sensación como madre de tirarme sobre él, de poder ayudarlo para que esas patadas fueran para mi”, expresó.

Yo daría la vida por mi hijo, un chico bueno, decente, que nunca creyó en la maldad. Antes de irse yo le decía: ‘Cuidate mucho Fer, cuando hay pelea tratá de huir, tratá de buscar a alguien para que te ayude’, y él siempre me decía: ‘Yo no creo en la maldad’”, siguió Graciela, acompañada por su marido Silvino Báez.


Para terminar, Sosa volvió a pedir justicia por Fernando: “Quiero que paguen lo que le hicieron, no le tuvieron piedad para nada. Solo deseo justicia”. En su sitio, Máximo Thomsen, uno de los acusados de matar al joven en Villa Gesell, se tomaba la cara mientras lloraba.

Luego del testimonio de Graciela, comenzó la exposición de Hugo Tomei, el abogado de los rugbiers, quien se mostró movilizado por las declaraciones de la mujer. “Después de escuchar a la señora no puedo menos que conmoverme. El dolor es inmenso, la pérdida de un hijo es una de las peores cosas que pueden pasarle a un ser humano”, inició.

“Sinceramente me siento en un plano de inferioridad, pero sobre todo porque tengo que ejercer la defensa que por supuesto no va a ser igual que los acusadores. Me fui un poco, tenía varias ideas”, siguió Tomei, después de escuchar a Sosa.


Sin embargo, el abogado defensor de los imputados utilizó las palabras de la mujer como parte de su estrategia. “Estas cosas cuánto nos duelen. Discutir en presencia del dolor es difícil”, dijo el letrado, para referirse posteriormente a la “violencia que sufrieron los familiares y los detenidos” durante tres años.

Durante su alegato, Tomei pidió que sus defendidos sean condenados por el delito de “homicidio en riña”, que prevé una pena máxima de seis años de prisión, o que, en caso contrario, se los declare culpables por “homicidio simple con dolo eventual”.

“Espero que la sentencia sea justa, va a ser acatada. Que sea una posibilidad de enseñanza porque homicidios van a a seguir existiendo y espero que ninguno se a como este desde el tratamiento que se le dio desde los medios”, sostuvo al culminar su exposición ante los jueces del Tribunal de Dolores.


Commenti


PROFERTIL.jpg
OBRA-300X600.gif
bottom of page