Felices 114 años ¡Villa Mitre!



El 18 de junio de 1906 se concretó el primer asentamiento en el barrio Villa Mitre, el día anterior se remataron los terrenos y no se podía esperar más, había que instalarse. De esta forma, surge Villa Mitre, sector que sobrevivió su lejanía céntrica y supo hacerse autónomo a través del tiempo.


El recorrido inició en el centro, y después la guía fue la del tranvía N° 9, que pasaba por Villa Mitre, unas cuántas almas se entusiasmaron con la propuesta de Turismo Bahía Blanca, más de 40 personas participaron del circuito. El punto de reunión entre quienes viajaron en el colectivo del área y los que esperaban en el barrio fue la Plaza Villa Mitre. “Hicimos una visita guiada por la plaza, visitamos la instalación del monumento al inmigrante árabe y sobre todo y lo más representativo y curioso, es la instalación de una corona. La obra fue realizada por un vecino en el año 1998, bajo la premisa que Villa Mitre era la Reina de las Villas le faltaba la corona, y de su propio bolsillo, con apoyo de la delegación municipal y los vecinos construyó ese monumento, que es un homenaje al barrio y a las comunidades de inmigrantes que lo formaron desde un principio”.




El monumento al inmigrante árabe fue colocado a fines de la década del ´90, surge como una iniciativa de Miguel Takla, un integrante de la Asociación sirio-libanesa del barrio, dos colectividades señeras. Él viaja a Siria y a su regreso, entusiasmado, quiso reconocer el trabajo y el aporte de esta colectividad libanesa que habita el barrio y también, la ciudad. Se realizó el trámite frente a las autoridades municipales del momento, y se estudió que el mejor lugar para una instalación de esas características era la plaza, que luego se transformó en el monumento y fuente. En 20 años de existencia requirió acondicionamiento y restauración. La plaza congrega a la vecindad, y es muy concurrida. “Antes del monumento había una farola, se cruzaban los caminos de la plaza en el centro en forma similar a la Plaza Rivadavia, un diseño de diagonales. La farola fue trasladada al sector de juegos una vez colocada la fuente”. Todo es historia rica, de un lugar con empuje.





“ella está relacionada con las familias fundadoras del barrio”. A través de una charla conformada por fotografías e historias, Sisti rememoró los entusiasmos y las entregas de las personas que construyeron y llevaron adelante al barrio. “La primera sinagoga de Bahía Blanca se encontraba en el barrio, la comunidad judía tuvo una fuerte presencia, como así también la italiana, la española. Uno de los aspectos más destacados fue que todas estas comunidades convivieron desde los orígenes del barrio en 1906 en forma armoniosa y pacífica, sin que se recuerde ningún conflicto”. Esta mancomunada convivencia instauró en las calles y las viviendas una fuerte identidad, un barrio construído más allá de la vida del ferrocarril con las carencias que implicó, por lo tanto, que dicha unión se consolidara más fuerte entre los habitantes.


El barrio tiene una fuerte identidad propia, la que lo forjaron nuestros abuelos, y padres; motivados muchos de nosotros por lo que fue y es, hoy podemos celebrar esta realidad, la que hacen los vecinos, la que incita a que se comprometan con las instituciones y los espacios. “Esto es muy distintivo, y se manifestó desde sus inicios”.

Al evocar otras épocas en las conversaciones de otros tiempos, y con el fin de reutilizar lugares que fueron en su momento tenidos en cuenta «para próximos proyectos», citaremos al emblemático» Bar La Morenita» que es uno de los casos, en que los vecinos, deseaban conservar y hasta se habían manifestado intenciones de convertirlo en un bar temático o un mini museo barrial, lo que no pudo ser, y que hoy tiene como destinado a proyectos comerciales para rédito de unos pocos…


Fundado en 1920 por un español llamado Antonio González, el mítico bar permaneció abierto durante casi 100 años como una tradición familiar, alcanzando la cuarta generación cuando lo trabajó un bisnieto del fundador.

En 2001 había sido declarado «Bar Notable» mediante una ordenanza del Concejo Deliberante. pero lo único que le generaba esa normativa era no pagar ABL o derechos de construcción.

La noticia de su demolición había generado tristeza y repudio en las redes sociales. Incluso la banda de rock local, Serebrios hizo un «abrazo solidario» al bar en donde habían grabado el video de su canción Jarra loca.

Lamentablemente, ese tradicional espacio cerró  a poco de celebrar su primer siglo de vida, ya que fue fundado en 1920. Serebrios decidió movilizarse para reclamar que, al menos, se conserve la fachada histórica de este emblema, en cuyas mesas miles de bahienses supieron compartir enfáticas alegrías y ahogar algunas penas. Sin dejar de recordar que ese mismo lugar fue además escenario del vídeo Jarra Loca. La Morenita nunca estará cerrado en el corazón de nuestra agrupación combativa.

«Le pusieron La Morenita porque mi papá vendía ese café en distintos almacenes de Bahía y Punta Alta. En aquellos tiempos utilizaba una máquina grande de dos poleas, con una tolva grande arriba», evocaba Leopoldo González, hijo del fundador.

El nuevo dueño del terreno que lo demolieron para hacer un edificio de locales en la planta baja y varios pisos de departamentos.

Más allá de la historia y el tiempo, y sus verdades, sólo en nuestra retina y nuestra memoria quedará una parte grande de un emblema del lugar, ubicado en pleno corazón de Villa Mitre Alberdi 1602, esquina Washington.




La Reina de las Villas, (denominación de remate hecha por Carlos Passato), uno de los grandes nominadores de los barrios, porque él de alguna manera bautizaba los distintos barrios en su acción de rematar.




La Ciudad de Villa Mitre, la República de Villa Mitre son algunos de los nombres colocados por sus habitantes.






El barrio tiene presencias ineludibles como la biblioteca popular Bartolomé Mitre, la Sociedad Sirio-Libanesa, el Club con todas sus disciplinas; el Estadio El Fortín; el Predio La Ciudad; Las Cinco Esquinas con su cine, donde sus dueños, Guillermo y Silvia, aún conservan su historia en respetar su fachada original; tanta historia, tanto amor y sentido de pertenencia…




"Si va a Villa Mitre, Visite Bahía Blanca…» Así es el Barrio de Villa Mitre, para los amantes, es La Ciudad; el lugar al que lo hace su gente; su impronta, porque…»De las vías para Acá…todo es distinto".


¡Felices 114 años, Querido Villa Mitre!

1068X150.jpg
350x350.jpg

Nuestra Ciudad. Nuestro Portal.

Dirección periodística:

OSCAR ALFREDO LOFEUDO - MARCELA WOLF

Bahía Blanca - Copyrigth 2020

Powered by PROFILM

  • Twitter Metallic
  • Facebook Metallic
  • YouTube Metallic

Twitter

Facebook

YouTube